martes, 8 de diciembre de 2009

UN HOGAR SALUDABLE PREVIENE LA OBESIDAD: ESTUDIO


Si adelgazó muchos kilos y no quiere recuperarlos, un estudio recomienda eliminar del hogar los alimentos ricos en grasa y el televisor, además de comer poco y realizar actividad física.

Los autores hallaron que las personas que adelgazaron y mantuvieron un peso normal durante cinco años, son mucho más activas que los obesos que no adelgazaron, y son más capaces de controlar la alimentación.

También influyó el ambiente hogareño de esas personas, según observó el equipo de la doctora Suzanne Phelan, de California Polytechnic State University.

Las personas que no habían recuperado los kilos perdidos tenían menos televisores en el hogar y eran menos propensas a cubrir los estantes de la cocina con alimentos grasos.

El equipo estudió a 167 de esas personas y a dos grupos de 153 obesos que buscaban tratamiento (grupos de control), para investigar las conductas y los factores ambientales que podrían promover la pérdida de peso sostenida.

Los dos grupos de control habían participado en dos estudios distintos sobre terapias para adelgazar, pero seguían siendo obesos.

Las personas que no habían recuperado el sobrepeso gastaban 2.877 calorías por semana a través de actividad física, a diferencia de las 762 calorías semanales de una de las cohortes de control y de las 1.003 calorías del segundo grupo de control.

Además, los que mantenían el peso normal tenían menos televisores y más equipos para hacer ejercicio en sus hogares que los grupos de control.

Hubo también diferencias significativas en el tipo de alimentos almacenados.

Las personas que no habían recuperado el peso perdido tenían una cantidad significativamente menor de alimentos ricos en grasa y más productos "magros", como frutas y verduras, y lácteos descremados.

"El ambiente hogareño de los que mantuvieron un peso normal incluía menos alimentos ricos en grasa y televisores, lo que les habría demandado menos autocontrol que los hogares más 'tóxicos' de los obesos que buscaban tratamiento".

"Hay que prestar atención al ambiente hogareño si se quieren obtener buenos resultados. ¿Tiene un televisor en cada habitación? Cuando entra a la cocina, ¿ve alimentos grasos o saludables?"

"Si quiere elegir mejor su comida, tenga alimentos saludables a mano. No confíe sólo en el poder de la voluntad", dijo el doctor David Katz, director del Centro de Investigación en Prevención de la Escuela de Medicina de la Yale University, en Connecticut.

"Si quiere ser más activo, cree oportunidades accesibles para hacer ejercicio. No confíe sólo en la motivación. Deberíamos propagar la idea de que el control del peso a largo plazo es un tema de capacidad y no sólo de voluntad".