jueves, 17 de junio de 2010

LOS GERMINADOS

Los granos germinados son alimentos vivos con una alta capacidad desintoxicante, en el que su valor nutritivo es mucho mayor que el grano molido.

Los germinados provienen de semillas que han iniciado su proceso de crecimiento, gracias al contacto con el agua, el aire y el calor.

Una de sus ventajas más significativas es el hecho de que hacen más fácilmente digerible aquello que por si mismo no lo es. Un germinado se convierte en un alimento fácilmente asimilable que libera todo sus nutrientes encapsulados, y aumenta de forma espectacular el valor nutricional de la propia semilla.

Cuando esta semilla se hace germinar – al ponerla en contacto con los elementos antes mencionados– sus enzimas –llamadas diastasas– se activan y dan lugar a nuevas metamorfosis:

• Las sustancias nutritivas contenidas en la semilla, lo que se llama el albumen, son predigeridas por efecto de dichas enzimas.
• Las proteínas complejas se transforman en aminoácidos simples algunos de los cuales son imprescindibles para el ser humano.
• Las sales minerales se multiplican.
• Se sintetizan abundantes vitaminas que, de hecho, aumentan su cantidad de forma exponencial.
• Las grasas se convierten en ácidos grasos.
• El almidón se reduce a maltosa y dextrina, azucares más simples que exigen menos esfuerzo al aparato digestivo, liberan energía más rápido y producen un efecto estimulante.
• Se forma la clorofila muy similar estructuralmente a la hemoglobina y que, como ella lleva oxigeno a las células y es un buen agente desintoxicante y regenerador del organismo.

Los germinados pueden cultivarse en distintos ambientes como la tierra, medios inertes o también en agua, estos últimos son los mas recomendables ya que crecen en un proceso llamado hidroponía; método utilizado para cultivar plantas usando soluciones minerales en vez de suelo agrícola. La palabra hidroponía significa, trabajo en agua.

Es una forma sencilla y limpia para producir vegetales de rápido crecimiento, y generalmente ricos en elementos nutritivos.

Cuando los germinados son orgánicos tienen aun mas ventajas ya que están libres de pesticidas, herbicidas y fungicidas dañinos para la salud. Los germinados orgánicos cultivados en hidroponía, generalmente provienen de un ambiente controlado en el que aumentan exponencialmente su valor nutricional.

Son alimentos ricos en enzimas digestivas; vitaminas A, B, C, E y K; aminoácidos; clorofila; oligoelementos como el Yodo, Zinc, Selenio, etc.; y minerales como el Calcio, muy esenciales para el organismo, ya que ayudan a mantener nuestro cuerpo en equilibrio y a recuperar nuestra autentica calidad de vida.

Los germinados verdes proporcionan a nuestro organismo acciones antioxidantes, anticancerígenas, prevención de anemias, favorecen la eliminación de toxinas, o grasas, a la conservación del cutis, al brillo y crecimiento del cabello, nos dan un mundo de nutrientes que nuestro organismo requiere para su buen funcionamiento.

Estos pueden consumirse tal cual frescos, con limón y sal, con amaranto y miel, con aderezos, en ensaladas, acompañados con otros vegetales, con carnes de cualquier tipo, licuarlos con agua, jugos o frutas.

Es recomendable no se cuezan, pues la cocción les quita su cualidad como alimento vivo, y su potencial de enzimas, vitaminas y sustancias biológicas se reduciría prácticamente a 0%.

Ya existen en el mercado germinados orgánicos e hidropónicos con aderezos inclusive, siendo asi una excelente opción snack para toda la familia. Se pueden encontrar solos o combinados: de Alfalfa, Brócoli, Amaranto, y Cebolla- Zanahoria- Rábano, etc.

PROPIEDADES TERAPÉUTICAS DE LOS GERMINADOS

• Favorecen los procesos de desintoxicación, depuración y eliminación de residuos almacenados en los tejidos o en la sangre.
• Fortalecen el Sistema Inmune.
• Estimulan las secreciones del páncreas.
• Facilitan la digestión al activar los procesos de regeneración y desinflamación del aparato digestivo, lo que a su vez revitaliza los mecanismos metabólicos internos.
• Mejoran el funcionamiento intestinal lo que resulta un alivio para quienes padecen estreñimiento.
• Además fortalecen el intestino y la flora intestinal y contribuyen a eliminar gases y desechos.
• Rebajan el índice de colesterol.
• Tonifican el sistema nervioso.
• Ayudan a mantener la elasticidad de las arterias.
• Contribuyen a mantener la vitalidad del sistema glandular.
• Retrasan el envejecimiento: sus componentes permiten que las células del cuerpo se mantengan jóvenes durante más tiempo.
• Favorecen en general el metabolismo por su acción reconstituyente.