miércoles, 29 de septiembre de 2010

CONSUMIR "SAL BUENA" PUEDE REDUCIR LA PRESIÓN SANGUINEA

El cloruro sódico, que es la sal de mesa, si se consume en exceso, favorece el incremento de la presión sanguínea y por tanto, el riesgo de infarto.

Sin embargo, hay otras sales, las de potasio, a las que los investigadores de la Universidad de Wageningen han dado el calificativo de “buenas”, porque han descubierto que su consumo puede reducir la presión sanguínea.
** Según la investigación realizada, un adecuado consumo de sales de potasio tiene el mismo efecto en la presión sanguínea que si se redujera a la mitad el consumo de sales de sodio.
  • Los investigadores han analizado el consumo de potasio en 21 países del mundo, incluyendo EEUU, China, Nueva Zelanda, Alemania y Holanda.
  • Han observado que el consumo medio está entre 1,7 y 3,7 gr/día, cantidad considerablemente más baja que los 4,7 gr/día, considerada como recomendada para tener un efecto positivo en la salud.

Con dicho consumo de podría conseguir reducir la presión sanguínea sistólica de la población de estos países entre 1,7 y 3,2 mm de mercurio. Estar reducción sería la misma que si los occidentales tomaran 4 gr de sal común menos al día.