martes, 25 de noviembre de 2014

COMPLEMENTOS ALIMENTICIOS ENGAÑOSOS

En junio de 2014, el NationalCenter for Complementary and Alternative (NCCAM) de Estados Unidos dedicó una hoja informativa a los complementos alimenticios. En ella señalaba que estos productos pueden contener una gran variedad de ingredientes: desde vitaminas y minerales, hasta hierbas u otros productos a base de plantas. 
Y anunciaron su recomendación; "Sea consciente de que el término 'natural' no siempre significa que el producto sea 'seguro'"

También indicó que el uso de términos como "certificado", "verificado" o "estandarizado" en un complemento alimenticio no garantiza la calidad del producto, ya que el suplemento puede estar contaminado (sin que figure en la etiqueta) con hierbas, pesticidas o metales pesados.

Aunque lo peor para la salud ocurre cuando el producto está adulterado con ingredientes no declarados, como medicamentos. Esto es más común de lo que pensamos.


Existen sorpresas que se esconden en muchos más complementos alimenticios, como por ejemplo en uno de los productos retirados por la AEMPS, que es un complemento denominado 'LIPO 6 BLACK cápsulas', en cuya caja leemos "Fat Destroyer" ("destructor de la grasa"). 
El análisis de la AEMPS halló que contenía una sustancia denominada "yohimbina", sin estar declarada en la etiqueta.

Se ha especulado que la yohimbina podría acelerar la movilización de las grasas, aunque esto no ha sido demostrado de forma fehaciente. Lo que sí sabemos es que puede generar una larga lista de trastornos (migraña, diarreas, taquicardia, etc.) y, por eso, no se comercializa en España en forma de medicamento. 


Existen multitud de evidencias científicas y rigurosas que desaprueban la inmensa mayoría de las declaraciones de salud que les acompañan y, además, alertan de posibles riesgos asociados a su consumo
Por otra parte, no cesan de publicarse informes que indican que en algunos de ellos podemos encontrar ingredientes no declarados en su etiqueta, tal como se amplía y detalla en el presente artículo.




En septiembre de 2014, la Agencia Catalana deSeguridad Alimentaria (ACSA), en su sección de 'Alertas y notificaciones', indicó que determinados complementos alimenticios contienen fármacos en su composición. 
Los complementos alimenticios no son evaluados y autorizados antes de su puesta en venta.
Según el Profesor Edzard Ernst , autor de más de 1.500 publicaciones científicas, es el investigador con más reputación en el ámbito de las terapias alternativas; "es importante informar a los consumidores de que la mayoría de los complementos alimenticios son una pérdida de dinero y algunos incluso una pérdida de salud".