martes, 31 de enero de 2012

EL PLATO SALUDABLE SEGÚN LA UNIVERSIDAD DE HARVARD



Un grupo de expertos de la Universidad de Harvard liderado por Walter Willett, profesor de nutrición de la misma, presenta un icono 'plato', basado en una investigación actualizada, sin intereses de la industria ni presiones políticas y, además, con recomendaciones específicas y precisas.

Clotilde Vázquez, jefa del servicio de Nutrición del Hospital Ramón y Cajal de Madrid afirma, que este nuevo icono del Reino Unido, es mucho más informativo e intuitivo en cuanto a las proporciones de los alimentos, que la guía de alimentación que sacó los EEUU hace un año llamado, 'My Plate'.
Esta nueva guía de Harvard, 'Healthy Eating Plate', aconseja elegir los granos enteros y limitar los refinados, ya que, con el tiempo, "un elevado consumo de los primeros puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiaca y diabetes de tipo 2".
Este nuevo programa hace una división de los alimentos en 4 grupos:
Los cereales, las proteínas, las frutas y las verduras, pero son muy distintos en sus recomendaciones.
'Healthy Eating Plate' anima a escoger el pescado y recomienda limitar el consumo de la carne roja y poco hecha.
"Estos alimentos incrementan el riesgo de problemas cardiacos, diabetes y cáncer de colon".
El esquema de Harvard recalca lo importante que resulta ingerir una amplia variedad de verduras, pero con un matiz: las patatas deben consumirse con menor frecuencia, ya que "están llenas de almidón y, por lo tanto, tienen el mismo efecto que los cereales de grano refinado y los caramelos.

  
'Healthy Eating Plate' propone 
"comer todo tipo de frutas"
 
Los expertos de Harvard animan a usar más los aceites (como el de oliva) para cocinar, en ensalada y la mesa, ya que "ayuda a reducir el colesterol malo y es beneficioso para el corazón". 
 "Se debe limitar la mantequilla y las grasas trans".
 
Respecto a la leche, consideran que es suficiente con 1 o 2 porciones diarias.
Además, recomiendan beber agua, té o café (con poco o nada de azúcar) y sugiere evitar las bebidas azucaradas, ya que "contribuyen al desarrollo de diabetes y obesidad".
 
También se incluye un elemento diferenciador más
la actividad física.
"Es la mitad del secreto para controlar el peso. 
La otra mitad depende de una dieta saludable, con porciones modestas y con las calorías que cada uno necesita.
video