domingo, 3 de junio de 2012

FENILETILAMINA Y CHOCOLATE


 La feniletilamina es una sustancia producida en el cerebro que pertenece a la clase de las anfetaminas, estimulantes del sistema nervioso que permiten superarse durante un lapso limitado de tiempo, por sobreexcitación seguida de agotamiento.


Se ha descubierto que la feniletilamina tiene efectos estimulantes, crea sensación de placer e intensifica las emociones y es la responsable directa de las sensaciones y modificaciones fisiológicas y psicológicas que experimentamos al estar enamorados como excitación, nerviosismo, pensamientos repetitivos y obsesivos sobre la persona objeto de nuestros desvelos, taquicardia, enrojecimiento de la cara, mayor actividad y resistencia al cansancio al estar con la persona amada.
 
Los depresivos graves experimentan a menudo dificultades sentimentales, y es plausible que exista en ellos una alteración hereditaria o adquirida del mecanismo regulador de la producción de feniletilamina, que estaría sometida a fluctuaciones difíciles de soportar.
 
Muchas veces, estos pacientes, confiesan atiborrarse de chocolate cuando padecen. El chocolate es un alimento rico en feniletilamina, 
entre 0,4 y 6,6 microgramos por gramo.

Podría ser que esta ansia de chocolate, corresponda a la búsqueda del aporte alimenticio de una sustancia química que el cerebro ha dejado de secretar en cantidad suficiente.




El 50% de las mujeres entrevistadas para el libro "Por qué las mujeres necesitan Chocolate" confesó que elegiría el chocolate antes que el sexo. Hay quienes al chocolate lo llaman el PROZAC VEGETAL.

También podemos encontrar feniletilamina en productos tan comunes como el queso o determinados embutidos.


BENEFICIOS DEL CHOCOLATE (rtve)

video