jueves, 11 de febrero de 2010

INCLUIR LAS CALORÍAS EN LOS MENÚS DE COMIDA RÁPIDA, REDUCE LA INGESTA DE LOS NIÑOS



Un estudio encontró que los padres eligen 100 calorías menos por comida para sus hijos de forma rutinaria.

Cuando la información nutricional está disponible en los menús de los restaurantes de comida rápida, es más probable que los padres elijan alimentos más bajos en calorías para sus hijos, según una investigación reciente.

Este nuevo estudio se ha realizado con menús de McDonald's.


Muchas cadenas de restaurantes de EE.UU. proveen ahora la información nutricional sobre los artículos de sus menús, con frecuencia como resultado de la legislación.


Para el estudio, el equipo de Tandon encuestó a 99 padres de niños de 3 a 6 años, sobre los alimentos que seleccionaban para sus hijos en restaurantes de comida rápida.

A los padres se les dieron imágenes de opciones del menú de McDonald's y se les preguntó qué artículos elegirían para sí mismos y para sus hijos.


La mitad de los menús tenían información calórica sobre cada artículo, y la otra mitad no.

Entre las opciones había emparedados, ensaladas, salsas, acompañamientos, bebidas, postres y comidas para niños.

El equipo encontró que los padres que recibieron menús con información sobre las calorías elegían artículos con un promedio de 102 calorías menos para sus hijos que los padres cuyos menús no presentaban datos sobre las calorías.


Los consumidores también necesitan tomar en cuenta otros valores de los alimentos, como la sal, la grasa saturada y el colesterol, confirmaron los investigadores.