miércoles, 2 de junio de 2010

AL BUEN TIEMPO, BUENA HIDRATACIÓN

Después de unos meses más caseros y sedentarios, se empiezan a realizar más actividades al aire libre. Los días son más largos y la gente se mueve más. Por eso, también en estos meses hay que prestar más atención a la hidratación e incrementar la ingesta de diversas bebidas para recuperar las pérdidas de líquido.



Planes con amigos, viajes, excursiones, deporte y actividades al aire libre empiezan ya a ser frecuentes en esta época del año. Es necesario, por lo tanto, empezar a vigilar más las pérdidas hídricas que se pueden producir como consecuencia de una actividad física más intensa y del calor.

Diversos estudios del OHS revelan que la mayoría de la población no aumenta su ingesta de líquidos ante situaciones de riesgo y, de hecho, el 60% espera a tener sed para beber, una señal de alarma que indica ya cierto grado de deshidratación.

El cuerpo pierde líquidos constantemente y, por eso, es necesario beber con frecuencia para reponer las pérdidas.

Lo importante es que exista un equilibrio hídrico, es decir, que se compensen a través de diversas bebidas y de alimentos aquellas pérdidas que pueda sufrir el organismo.

Cada día se pueden eliminar una media de entre 2 y 3 litros a través de la orina y las heces –principalmente-, pero también a través de la sudoración y por procesos fisiológicos como la respiración o la digestión.


Además, en esta época del año empiezan a ser frecuentes situaciones que hacen que el cuerpo pueda perder más líquidos de lo habitual. Por una parte, hace más calor y se suda más y, por otra, los días se aprovechan para hacer actividades que implican un esfuerzo físico mayor.

Por eso también hay que beber más, para reponer los líquidos que se pierden por este tipo de factores. Poder elegir entre variedad de bebidas aumenta la cantidad de líquido que se ingiere y facilita beber la cantidad necesaria. Además, si las bebidas tienen buen sabor, beber se convierte en una tarea mucho más apetecible.



Los expertos aconsejan beber entre 2 y 3 litros diarios e incrementar esta cantidad, en aquellos momentos en los que las pérdidas puedan ser superiores.

Además, en función del sexo, la edad, las condiciones ambientales de calor o humedad, así como la intensidad del trabajo o actividad que se realice, también pueden aumentar estas necesidades.


Este es un vídeo, que nos explica la importancia de llevar una buena Hidratación en Verano, por el (Observatorio de Hidratación y Salud)
video
Os dejo aquí, varios documentos importantes sobra la Hidratación (Observatorio de Hidratación y Salud).

* Decálogo de la Hidratación
*Estudio Sociológico de la Hidratación en España
* La importancia de la Hidratación
* La Hidratación, clave para una Nutrición adecuada
* La hidratación en personas mayores