miércoles, 23 de junio de 2010

EL ALBARICOQUE; PROVITAMINA-A Y BUEN APORTE DE FIBRA

El albaricoque es originario de zonas templadas de Asia, Corea del Norte o Manchuria, aunque las primeras referencias sobre su cultivo se remontan al año 3000 a.C. en China.

El Imperio Romano lo introdujo en Europa a través de sus conquistas y las rutas de comercio con Asia, concretamente desde Armenia.


El nombre francés, abricot, alemán, Aprikose, e inglés, apricot derivan del español al baricoque que es una adaptación del árabe al-burquk, derivación a su vez del Griego Antiguo πρεκοκκια [/prekokia/] o πραικοκιον [/prekokion/], adaptado del Latín praecox o praecoquus, posiblemente haciendo referencia a que el árbol florecía temprano en primavera.

En Andalucía, Argentina, Bolivia, Chile,Paraguay, Perú y Uruguay se lo denomina damasco que probablemente se relaciona con la asociación de la fruta con la ciudad de Damasco.


Comparado con otras frutas, su aporte energético es bastante bajo, dada su elevada cantidad de agua y un modesto aporte de hidratos de carbono.

Destaca por la abundancia de fibra, que mejora el tránsito intestinal, y su contenido en provitamina A (beta-caroteno), de acción antioxidante. Es rico en elementos como el Potasio y, en menor proporción, en Magnesio y en Calcio.

El beta-caroteno se transforma en vitamina A en nuestro organismo conforme éste lo necesita. Dicha vitamina es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico, además de tener propiedades antioxidantes.

El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, además, interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

El magnesio se relaciona con el funcionamiento de intestino, nervios y músculos, forma parte de huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

Las principales variedades de albaricoque son las siguientes:

Variedad Bulida

Variedad Canino

Variedad Paviot

Maniquí

Currot

Galta roja

Y otras variedades como Ginesta, Mitger, etc.

** Sabias que nunca hay que comer los huesos del albaricoque, ya que podría ser causa de trastornos en el organismo debido a su toxicidad.

** En la cocina se combina bien con la carne de cerdo, cordero, aves y caza.

** Si los deja secar sin hueso se convierten en los magníficos OREJONES que comemos sobre todo en Navidad

* Os dejo aquí las Características Nutricionales completas del Albaricoque

* Vídeo de una cadena de envasado del Albaricoque

video