lunes, 14 de junio de 2010

EL ARROZ QUE AYUDA A SALIR DE LA POBREZA

El 70% de la población de Haití, que corresponde a unos 6 millones de personas, viven en la pobreza y tiene que destinar casi todos sus ingresos en comida.

Preocupa bastante, la elevación del precio de los alimentos, ya que el Arroz por ejemplo, que es la base para sus dietas, ha visto triplicado su precio recientemente.
En los años sesenta, Haití producía el 80% del arroz que consumía, pero en 1995 el Gobierno permitió que el arroz estadounidense invadiera el mercado. Los cultivadores de arroz haitianos no pudieron competir con un producto que se vendía por debajo del precio de coste porque estaba fuertemente subvencionado, y Haití pasó a importar el 80% del arroz.
Desde hace años se organizan campañas continuas para reestablecer y reemprender estos cultivos perdidos.

Intermon Offman lidera una de estas acciones, en las que se compran semillas, abonos y herramientas, renuevan muchas infraestructuras agrícolas que estaban obsoletas después de años de abandono y aprenden nuevas técnicas agrícolas para obtener cosechas más abundantes y de mayor calidad.

Después de que el terrible seísmo destruyera sus casas en Puerto Príncipe,más de 162.000 haitianos han huido hasta Artibonite y los campesinos de la zona tienen que compartir sus escasos recursos con los recién llegados que lo han perdido todo. Necesitan trabajo para alimentarse y sacar adelante a sus familias.

Un total de 1.700 campesinos haitianos han empezado a producir arroz de calidad a un precio competitivo que les permite mantener a sus familias. Es un proyecto que beneficia a las 60.000 personas que viven del arroz en Artibonite.

Jacques Diouf, director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), escribía: “La prioridad absoluta hoy es ayudar a los agricultores haitianos a que produzcan sus propios alimentos.”

Vídeo de la situación actual de los campesinos en Haití (Intermon Offman)

video