lunes, 6 de febrero de 2012

KÜRTÖSKALÁCS : DULCE HÚNGARO TRADICIONAL

Kürtöskalács es un dulce típico húngaro 
que nació en Transilvania.

Originariamente, este dulce se cocía sobre la brasa caliente obtenida después de haber horneado el pan, pero poco a poco se fue perfeccionando la técnica de cocción hasta desarrollar un producto único y delicioso que se toma habitualmente para desayunar, merendar o como tentempié.
 
Kürtöskalács consiste en una pasta hecha a base de levadura fresca, aceite de girasol y agua, envuelta alrededor de un cilindro de madera en forma de rulo o cilindro, que se cocina sobre un fuego abierto, adquiriendo una figura muy peculiar.

Al final de la cocción a la brasa, se le añade una ligerísima capa de aceite de girasol y se espolvorea con azúcar, consiguiendo un delicioso aroma a caramelo.

Con el paso de los años se han introducido variedades elaboradas con vainilla, nueces, amapola, chocolate, almendra, canela, etc…
 
Actualmente, Kürtöskalács se puede encontrar en panaderías, pastelerías. También hay  vendedores ambulantes que los venden en las esquinas de las calles, ferias e incluso en  piscinas y balnearios públicos.


** Vídeos de la elaboración del KÜRTÖSKALÁCS
video
video