martes, 4 de diciembre de 2012

OPCIONES SALUDABLES EN LOS RESTAURANTES DE COMIDA RÁPIDA? SE SIGUEN CONSUMIENDO MUCHAS CALORÍAS




¿Desea una ensalada? ¿Quiere acompañarla con unas papas fritas?
Un estudio reciente muestra que ofrecer más opciones en el menú de comida rápida no significa que el comensal promedio consuma menos calorías.
Los investigadores hallaron que aunque ha habido un aumento del 53 %en el número total de ofertas de menú en los últimos 14 años, el contenido calórico promedio de las comidas vendidas en 8 de las cadenas de comida rápida más importantes de EE. UU. no ha cambiado gran cosa.

Parte del problema es que algunas de las comidas más ricas en calorías se presentan como saludables, según Katherine Bauer, autora del estudio y profesora asistente del departamento de salud pública de la Universidad de Temple, en Filadelfia.

"Las ensaladas de entrada, que aumentan en número, también pueden ser malas. Con pollo frito por encima y aderezo regular, pueden tener más calorías que una hamburguesa".




En el estudio se analizaron las ofertas de los menús y su valor nutricional en McDonald's, Burger King, Wendy's, Taco Bell, KFC, Arby's, Jack in the Box y Dairy Queen.
  • En los dos últimos años estudiados (2009 y 2010), el primer plato promedio para el almuerzo o la cena tenía 453 calorías, mientras que el acompañamiento tenía 263 calorías.
  • Se ha visto un pequeño aumento en las calorías contenidas en condimentos y postres.
  • La comida rápida conforma alrededor del 15 % de la ingesta calórica de los estadounidenses, en comparación con el 4 % a finales de los 70.


En una encuesta reciente se ha detectado que un 28 % de los adultos consume comida rápida 2 o más veces por semana, y un 40 % de los estudiantes de secundaria consumen comida rápida en cualquier día de la semana.
Los menús incluían todos los alimentos, bebidas, postres y condimentos (como en aderezo de ensalada, el kétchup, la mostaza, la mayonesa, las mermeladas, la salsa, la salsa tártara y los crutones (pan frito) para el almuerzo y la cena. 
Los acompañamientos incluían las papas fritas, otras comidas fritas, las sopas y el chili, los panes, las papas no fritas y otros alimentos como los nachos, los frijoles refritos y las habichuelas verdes.
Parte del problema es que las personas no comprenden lo que son las calorías ni tienen una idea precisa de cuántas calorías deben consumir al día. "Las personas tienden a sobreestimar la cantidad de calorías que queman cuando hacen ejercicio”.
¿Cuál es el motivo de que la disponibilidad de más opciones alimentarias sanas no cree una reducción en el total de calorías consumidas en los restaurantes de comida rápida?
"Algunas personas desean comprar el máximo posible de calorías por el dinero que gastan".
  • Sandon sugirió que los consumidores intenten comer en casa con más frecuencia. 
  • En un restaurante de comida rápida, recomendó que se pida el tamaño más pequeño disponible, aunque sea del menú infantil.
  • Aunque algo sea sano y nutritivo, no significa que no tenga calorías.