jueves, 4 de febrero de 2010

MENOS SAL PARA LOS EMBUTIDOS, QUESOS Y PAN



La UE ha llegado a un principio de acuerdo, para reducir en un 16% la cantidad de sal en varios grupos de productos elaborados;

los embutidos, quesos y pan.



Se ha respaldado la reducción en un 16% de la cantidad de sal en el grupo de los productos que representan una mayor aportación de este compuesto, y que en el caso de España, incluyen el pan, los embutidos y el queso.


La medida se basa en las evidencias científicas que relacionan el consumo de sal con la hipertensión arterial y los accidentes cardiovasculares.

Los estados miembros se han mostrado a favor de aplicar políticas para la reducción de consumo de sal a través de la educación sanitaria y del trabajo con la industria alimentaria, con vistas a reformular la composición de aquellos productos elaborados que aportan más sal a nuestra dieta.

Entre el 70% y el 75% de la sal que tomamos no proviene de la comida preparada en casa, sino de productos elaborados.


La rebaja se llevará a cabo durante los próximos cuatro años, y de aprobarse en el Consejo de Sanidad de junio, será obligatoria para todos los países.


Aunque ya en España, se está aplicando una reducción para el pan, en una experiencia piloto que hace que su contenido en sal sea de los más bajos de toda la UE.