jueves, 3 de junio de 2010

SEGUIR UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE CON AYUDA DE UN JUEGO INTERACTIVO

Investigadores del Grupo de Investigación e Innovación Alimentaria (Cuina) y el Grupo de Tecnologías para la Salud y el Bienestar (Itaca-TSB) de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) han desarrollado unos juegos interactivos que favorecen que el usuario aprenda a seguir una dieta saludable y un 'consejero nutricional' para personas mayores.


Los investigadores, tomando como referencia productos comerciales como el 'Brain Trainer' o 'Wii fit', han desarrollado "Nutri-Trainer", un juego interactivo que tiene como público objetivo, todo el abanico de edades posible a partir de los 8 años.

Desde una pantalla táctil, esta aplicación ayuda al usuario a conocer las pautas básicas de una alimentación saludable.

"Su carácter educativo junto a su diseño hace de este proyecto una plataforma fácil de usar, atractiva y disponible para toda la familia".

La aplicación destaca por su "gran atractivo visual" y su "sencillo manejo" e incorpora 2 juegos. El primero de ellos es 'La pirámide nutricional', en la que el usuario debe saber colocar los alimentos en el lugar correcto de la pirámide, al tiempo que recibe información sobre las características nutricionales de cada uno.

El otro juego, llamado 'Mitos y leyendas', está formado por preguntas como '¿El agua bebida durante las bebidas engorda?'; '¿Estar delgado es un indicador fiable de buena nutrición?'; '¿Dejar de fumar engorda?'; o '¿El aceite de oliva engorda menos que otros aceites?'. Cada una de las cuestiones lleva asociada una explicación nutricional.

Por otra parte, los investigadores de la UPV han desarrollado la aplicación "consejero nutricional", cuyo objetivo es paliar los factores que influyen negativamente en la nutrición de los mayores. Esta aplicación controla y mejora los hábitos nutricionales del anciano a través de una pantalla táctil de fácil manejo colocada en la cocina.

Este particular 'consejero' ofrece varios servicios al anciano: desde menús semanales y consejos nutricionales adaptados tanto a sus gustos como a su perfil y estado actualizado de salud, hasta una lista de la compra asociada a los menús creados, la cual puede ser impresa o enviada a un teléfono móvil, y recetas de elaboración sencilla.

Todo el contenido nutricional proporcionado al anciano está supervisado por un nutricionista, con lo que se asegura la adecuación de los consejos y menús a cada usuario.