jueves, 1 de marzo de 2012

DETECTOR DE "MENTIRAS" PARA LAS DIETAS

 Investigadores de las universidades de Aberystwyth y Newcastle, en el Reino Unido, han creado una prueba de orina que puede determinar qué alimentos fueron consumidos por el paciente y en qué cantidades.


El examen mide las "huellas dactilares" químicas, conocidas como metabolitos, que aparecen en la orina de una persona que ha ingerido carne roja, blanca o procesada.

Los científicos han identificado metabolitos de alimentos considerados saludables, como las frambuesas, el salmón, el brócoli y el jugo de naranja.
 

"Lo que comemos tiene un gran repercusión en nuestra salud, pero es muy difícil saber exactamente qué y cuánto come la gente todos los días, y para muchos reconocer con honestidad lo que ingieren es difícil"… afirma un portavoz de la Universidad de Aberystwyth.
 
"En la búsqueda de las 'huellas dactilares' químicas que dejan los alimentos en la orina, la investigación ha demostrado que los científicos pueden determinar si las personas llevan una dieta saludable o no".
 

"Este tipo de pruebas va a ayudar a los médicos, enfermeras y nutricionistas a averiguar lo que sus pacientes consumieron" con precisión.
 
Para mejorar la prueba, los investigadores esperan crear un sensor que se puede utilizar con pequeñas cantidades de muestra de orina.
 
"A la larga, este análisis ayudará a descubrir nuevos vínculos entre la dieta y los niveles de salud" ha concretado el profesor John Mathers, quien está al frente del estudio en el Centro de Investigación en Nutrición Humana, de la Universidad de Newcastle.