martes, 30 de marzo de 2010

NUEVA HERRAMIENTA ON-LINE PARA MEJORAR ALIMENTOS Y COMBATIR LA OBESIDAD


La Escuela de Hotelería de las Islas Baleares, junto a la Conselleria de Salut i Consum, ha presentado la herramienta HANCP Tool (Hazard Analysis of Critical Control Points – Análisis de peligros y puntos de control críticos).

Esta herramienta permitirá al sector de la restauración y a las industrias alimentarias europeas introducir la salud como valor añadido en sus productos o servicios, ya que permitirá reformular sus productos en base a los estándares Food Pro-Fit de reducción de sal, azúcares libres y grasas saturadas. Su uso será público y libre vía web.

HANCP funciona con criterios de control nutricional, evalúa mediante fórmulas matemáticas los riesgos nutricionales de cada ingrediente, decide la descripción nutricional que debe constar a la etiqueta y emite un certificado.

La herramienta busca mejorar la calidad nutricional de la comida preparada de pequeñas y medianas empresas que sean industrias de alimentación, empresas de catering, hoteles, restaurantes o bares.

NUESTRO PALADAR PUEDE DETECTAR UN 6º GUSTO : EL DE LA GRASA



Según un estudio realizado en Australia, concluyen que; hay un sexto sabor además de ácido, amargo, dulce, salado y umami" (gusto sabroso del caldo de gallina, presente en el tomate, el queso parmesano...), así lo ha afirmado Russell Keast, profesor de la Universidad de Deakin en Melburne y jefe de los investigadores.

Keast ha explicado que su equipo analizó a 50 sujetos para determinar su capacidad de detectar contenidos grasos en distintos tipos de comida, aunque algunos necesitaron una concentración mayor que otros.

Los científicos también han demostrado que esa destreza está unida a su peso y porcentaje corporal de grasa. "Aquellos sujetos con contenidos bajos de grasa, o delgados, son más sensibles a la grasa, mientras los obesos tienen más problemas para detectarla en los alimentos".

Su hipótesis es que algunas personas pierden su sensibilidad a la grasa cuando consumen demasiada porque el cuerpo se adapta al alto contenido en grasa de la dieta.

SNACKS SALUDABLES PARA NIÑOS

La industria alimentaria está reaccionando ante la situación de Obesidad Infantil que actualmente se está dando.

Cada vez son más las empresas que lanzan al mercado nuevos productos más saludables, dirigidos a este segmento de la población.

La empresa Ella´s Kitchen del Reino Unido por ejemplo ha lanzado al mercado, unos nuevos snacks de frutas 100% natural.

Se presenta en un original envase piramidal que contiene en su interior 5 mini-paquetes ideales para la merienda, combinación de diferentes de frutas diferenciados por texturas:

The chompy one: mezcla de uvas pasas, albaricoques, dátiles, manzanas y plátanos.

The chewy one: una mezcla de uvas, cerezas, fresas y plátanos.




The crumbly one: mezcla de higos, dátiles, cerezas y chips de coco.

Además el producto dice tener una combinación ideal de azúcares para aportar energía de liberación rápida y lenta para que los niños mantengan su vitalidad por mucho tiempo.

LIBRO: MANUAL DE GASTRONOMÍA MOLECULAR



¿Bolitas de pizza? ¿Aire de trufas? ¿Espuma de frambuesa? ¿Pero dónde quedan entonces los buenos guisos, el excelso puchero, las nobles papas fritas o el insuperable flan con dulce de leche?

Muchas personas creen que la gastronomía molecular es una mezcla de arte, creatividad, marketing y experimentación sin límites, un depósito de recetas extravagantes para deconstruir un plato y reconstruirlo con texturas y colores capaces de sorprender los sentidos.

Mariana Koppmann, Bioquímica y Presidenta de la Asociación Argentina de Gastronomía Molecular, ha presentado su libro Manual de gastronomía molecular”.

Se mete de lleno en la química y la física de los alimentos y de sus mezclas, y no deja pan sin levadura, papa sin almidón, al tiempo que nos inicia en los misterios de las espumas de yemas, en la acción de las proteínas, la fragilidad de la mayonesa y la cocción del arroz perfecto.

También podremos experimentar con la consistencia de un huevo duro, lograr las claras batidas a nieve con el mayor volumen que hayamos imaginado o descubrir si realmente vale la pena sellar un trozo de carne antes de ponerlo en el horno.

Como toda actividad humana, la cocina está llena de mitos y de historias; aquí nos sorprenderemos con la base científica para aceptar o rechazar muchos de esos mitos y podremos comprobar que, en casi todos los casos, las abuelas siempre tienen razón.

NECESIDAD Y DERECHO AL AGUA



El 22 de marzo se celebró el Día del Agua.

Más de 900 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso a agua limpia y 2.5 millones carecen de unas condiciones de salubridad adecuadas.

El agua debe convertirse en un derecho, para que sobrevivan millones de personas de este mundo.

El cambio climático va a suponer y está suponiendo una amenaza muy importante para el agua. Si la comunidad global no adopta una posición determinante para resolver el problema del cambio climático (y determinante no es, evidentemente, la falta de compromisos mostrada en la reciente cumbre de Copenhague), territorios enteros pasarán a convertirse en desiertos sin agua.

Existirá además una mayor frecuencia e intensidad de inundaciones y las lluvias torrenciales incrementarán la incidencia de enfermedades transmitidas por el agua y que representan una de las principales causas de muerte para la infancia.

Menos agua: más enfermedades y mayor tasa de mortalidad infantil

Se estima que el 10% de las enfermedades a nivel mundial se propagan por una inadecuada disponibilidad de agua limpia, de higiene y de infraestructuras de saneamiento. Cada año, tres millones y medio de personas mueren como consecuencia de una falta de acceso al agua potable, unas condiciones de higiene muy pobres y una escasez o malas condiciones de los servicios y los sistemas de alcantarillado.


Ante esta situación, los niños y las niñas son especialmente vulnerables: un millón y medio muere cada año (en torno a 4.000 niños y niñas cada día) como consecuencia de una mala calidad del agua o unas prácticas de higiene inadecuadas.

Una de las causas principales de muerte entre los niños menores de cinco años es la diarrea: cada año, 1.400.000 niños menores de cinco años mueren por sus efectos. El 88% de estas muertes pueden atribuirse directamente a problemas en el agua.

Una cantidad insuficiente de agua limpia, incluso para lavarse las manos, puede enlazarse con la propagación de otras enfermedades como la aparición de lombrices intestinales que provocan infecciones en los niños e incrementan su vulnerabilidad frente a la desnutrición y la anemia.


Por poner un ejemplo; en el Africa subsahariana, el 42% de la población no tiene acceso a sistemas de distribución del agua. Del mismo modo, el 18% de la población está obligado a desplazarse para lograr agua potable y en la mayoría de los casos, son las mujeres y las niñas las que tienen que hacer este trabajo.


El calentamiento global está teniendo un gran impacto en la cantidad y calidad del agua.

Muchos lugares del planeta están sufriendo sequías cada vez más severas y frecuentes lo que amenaza aún más el peligro de la desnutrición. Se estima que la carestía de alimentos afecta a más de 178 millones de niños y niñas y que representa la causa de muerte de más de 3.200.000 de niños cada año. Para 2015, todo esto se traducirá en más de 25 millones de muertes de niños y niñas.


Uno de los puntos del 7º Objetivo de Desarrollo del Milenio es el de reducir a la mitad, para el año 2015, el porcentaje de personas que carezcan de acceso sostenible a agua potable.

El agua es un derecho y como tal debe estar garantizado.

Valoremos y aprovechemos bien este recurso.

SE HA DUPLICADO LA OBESIDAD EN ESPAÑA



Trinidad Jiménez, ministra de Sanidad y Política Social, ha confirmado que actualmente la población obesa en España se ha duplicado, al pasar del 7,7% de hace 10 años al 15% de la actualidad.

España es uno de los cuatro países europeos con mayor número de ciudadanos que no realiza actividad física alguna, lo que consideró "preocupante, porque estamos en un país que ofrece las mejores condiciones" para practicar deporte al aire libre.

Para atajar esta situación, Jiménez recordó la Estrategia NAOS (Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad), puesta en marcha en 2005 por el Ministerio de Sanidad y Consumo para sensibilizar a la población del problema que la obesidad representa para la salud e impulsar iniciativas con el fin de lograr que los ciudadanos, especialmente los niños y los jóvenes, adopten hábitos de vida saludables.

Jiménez destaco una nueva iniciativa, que lleva por lema "Come sano y muévete", se fundamenta en "la educación para la salud" desde la familia o la comunidad, los ámbitos más cercanos para los niños.

El Ministerio de Sanidad y Política Social firmará próximamente un convenio marco con el COE con el propósito de "mejorar los hábitos alimentarios, impulsar la práctica regular de la actividad física de los ciudadanos y favorecer la difusión de los valores del deporte y del olimpismo".


La Ley de Seguridad Alimentaria que prepara el Gobierno prevé la creación de un Observatorio de la Nutrición y de la Actividad Física, para el estudio de la obesidad en toda la población, fundamentalmente en los niños.

Nuestra Ministra concluyó que ; "Ésta es una labor entre todos, pero también una labor para todos". Merece la pena y la experiencia nos ha demostrado que cuando nos empeñamos en desarrollar una labor de estas características lo conseguimos".

Aquí tenéis las 12 decisiones saludables de esta nueva campaña "Come Sano y Muévete" (Estrategia Naos)

LA COMIDA "BASURA" GENERA LA MISMA ADICCIÓN QUE LAS DROGAS



Para las personas obesas atrapadas en la compulsión de comer, la comida "basura" o "chatarra" podría ser tan adictiva como la cocaína o la heroína.


De acuerdo con un estudio que publicado en la revista científica "Nature Neuroscience", ciertos "manjares" con sobredosis de calorías, les pueden desarrollar a las personas una dependencia tan fuerte como la de un drogadicto.


Científicos del Instituto de Investigación The Scripps, en California (EE. UU.), demostraron que el cerebro impide abandonar el hábito de tragar "comida basura", de la misma forma de la que sufren fumadores o adictos al sexo, la heroína o la cocaína.


Afecta al "sistema de recompensa", que desencadena un sentimiento de bienestar y satisface provisionalmente a las personas, igual que a los animales. Este sistema es una red de neuronas que produce una sensación placentera; se activa con acciones naturales como comer o beber, pero también con videojuegos o las drogas.

Justamente, igual que con los drogadependientes, el sistema se deteriora y actúa, en este caso, exigiendo cada vez más comida; porque cuanto más se come, el cerebro necesita cada vez más material para desencadenar el mismo sentimiento de bienestar que en anteriores ocasiones. La respuesta de placer es cada vez menor, entonces se necesita más. Y así se engorda.

El equipo de investigadores alimentó a roedores con todo lo que también atrae a los seres humanos: panceta, salchichas o tarta de queso. Apenas comenzado el experimento, las ratas empezaron a engordar. Ya obesas, al quitarles esta comida y sustituirla por ensalada y verduras, los animales han llegado a rechazar los alimentos. Preferían sufrir hambre.


Estudios moleculares confirmaron esa relación: el equipo se concentró en el receptor al que se adhiere el neurotransmisor dopamina. La dopamina es generada por el cerebro como reacción a estímulos sexuales o al disfrute con la comida o las drogas, bajo la influencia del receptor D2. El estudio indica que también se activa con la comida basura. El D2 activa, por así decirlo, un conducto tras otro, lo que hace que el receptor necesite cada vez más dopamina para ponerse en acción y desencadenar la sensación de bienestar, el mismo procedimiento que en otro tipo de adicciones.

lunes, 29 de marzo de 2010

NUEVOS VALORES ESTABLECIDOS PARA EL CONSUMO DE NUTRIENTES



El Panel de Productos Dietéticos, Nutrición y Alergias de EFSA ha establecido valores dietéticos de referencia para el consumo de carbohidratos, fibra dietética, grasas y agua.

Los valores dietéticos de referencia indican, dependiendo de la edad y el género, la cantidad de un nutriente que se necesita para el mantenimiento de buena salud.

La Comisión Europea solicitó a EFSA actualizar las recomendaciones europeas existentes teniendo en cuenta los avances científicos y las recomendaciones que se han realizado recientemente a nivel nacional e internacional.

Estas son las conclusiones finales:

  • La ingesta total de carbohidratos, incluyendo los carbohidratos de alimentos con alto contenido en almidón como la patata y la pasta y los carbohidratos simples como el azúcar, debe encontrarse entre el 45 y el 60 % del total de la energía consumida tanto para adultos como para niños.
  • Un consumo diario de 25 gramos de fibra dietética es adecuado en adultos para el normal funcionamiento del intestino grueso. Además, la evidencia muestra que en adultos hay otros beneficios asociados a un elevado consumo de fibra dietética (ej: se reduce el riesgo de enfermedades de corazón, diabetes tipo 2 y se facilita el control de peso).
  • El consumo de grasas debe encontrarse entre el 20 y el 35 % del total de la energía consumida. Para bebes y niños pequeños existen diferentes valores teniendo en cuenta sus necesidades específicas de desarrollo.
  • Hay suficientes pruebas científicas para afirmar que elevadas ingestas de grasas saturadas y grasas trans provocan un incremento de los niveles de colesterol en sangre que puede contribuir al desarrollo de enfermedades de corazón.
  • Un consumo diario de 250 mg de ácidos grasos de cadena larga omega 3 en adultos reduce el riesgo de enfermedades cardíacas.
  • Para el agua, se considera adecuado un consumo diario de 2.5 litros para mujeres y 2 litros para hombres.

sábado, 27 de marzo de 2010

LOS FRUTOS SECOS QUE MÁS NOS NUTREN

Por sus diferencias nutritivas, se recomiendan en distintas situaciones de mayor necesidad de minerales y oligoelementos como el hierro, el calcio y el magnesio.

El extraordinario valor nutricional de los frutos secos justifica su promoción entre los ciudadanos y un consumo distinto a la tradicional ingesta como aperitivo.


Ricos en hierro para la anemia.

Son los alimentos que más hierro aportan a la dieta, después de las legumbres secas. Además, en comparación con las carnes, también contienen cantidades similares de hierro: unos 3,5 miligramos por cada 100 gramos de peso.

Hay que tener en cuenta, que el Hierro procedente de los vegetales (no hemo) está en forma férrica y tiene que transformarse por reducción química en forma ferrosa (hemo) para poder absorberse de manera más eficiente en el organismo. No obstante, esta asimilación mejora con la presencia de vitamina C, que reduce el hierro férrico a ferroso, y por la cocción de los alimentos, que es una manera de predigestión.


Entre los frutos secos, las semillas de sésamo contienen casi el doble de Hierro (9 mg/100 g) que la mayoría. Les siguen los pistachos tostados (7 mg/100 g), las pipas de girasol (6,4 mg/100 g) y los piñones (5,6 mg/100 g).


Contenido en calcio.

Los frutos secos destacan por su contenido en este mineral, en particular las almendras tostadas o fritas (250 mg/100 g), las avellanas (194 mg/100 g), las semillas de sésamo (150 mg/100 g) y los pistachos tostados (135 mg/100 g).

El aporte es sustancial si se compara con la leche de vaca (120-125 mg/100 g y hasta 140-160 mg/100 g en el caso de las leches enriquecidas)

Aunque la absorción y el aprovechamiento del calcio dietético depende de varios factores, como la proporción de fósforo orgánico, el estado nutricional y el nivel de acidificación del organismo.

En los frutos secos, parte del calcio se halla unido a fitatos y oxalatos. Juntos componen sales insolubles (fitato de calcio, oxalato de calcio), que son formas químicas que limitan la absorción mineral.

La acidificación del organismo también reduce mucho la absorción del calcio dietético. El exceso de proteínas en la dieta, en particular de origen animal, y el consumo elevado de azúcar y productos refinados incrementan la acidificación (desciende el pH por debajo de 7, el nivel neutro ideal).

El organismo trata entonces de buscar un equilibrio y recurre a elementos "base" para neutralizar el exceso de ácido y eliminarlo por la orina. Así el calcio, unido a un ácido, da lugar a sales de urato de calcio y oxalato de calcio, entre otros. Si estas sales se concentran en el organismo pueden depositarse en tejidos y afectar a su funcionamiento (uratos en articulaciones, oxalatos en el riñón...).


El valor del Magnesio.

Para la salud ósea, el Magnesio es esencial. Interviene en la acción que la hormona paratiroidea y la vitamina D3 ejercen en la absorción del calcio en el hueso.

La densidad de este mineral se reduce de manera notable durante el refinado y procesado industrial de los cereales, previos a la producción de harina blanca de trigo, arroz y todos los derivados elaborados con estos alimentos (pan, pasta, galletas).

Las recomendaciones diarias de magnesio oscilan entre 350 y 450 mg. Los frutos secos más ricos en él son las pipas de girasol (387 mg/100 g), las semillas de sésamo (350 mg/100 g) y las almendras y los piñones (270 mg/100 g).

Un puñado de 25 gramos de estos frutos secos o su mezcla, la ración recomendada como saludable para un consumo diario o frecuente, aporta entre 70 y 100 mg de magnesio: entre el 17 y el 25% de los requerimientos diarios.

Nutrineira os anima a consumir frutos secos dentro de nuestra alimentación suficiente, variada y equilibrada.

Aquí tenéis un vídeo sobre los Frutos Secos.

Os dejo aquí las Características Nutricionales de los principales Frutos Secos que debemos consumir.

Nuez
Almendra
Sésamo
Pasas

EL NÚMERO DE OBESOS SUPERA POR 1ª VEZ AL DE LAS PERSONAS HAMBRIENTAS O MALNUTRIDAS EN EL MUNDO



Dyno Keatinge, profesor del Centro Asiático de Investigación y Desarrollo sobre las Hortalizas (AVRDC) en Taiwan, ha informado en un seminario celebrado en la Universidad de Reading, de Reino Unido:

"Durante los últimos 40 años, nos hemos centrado en vencer el problema del hambre. Pero nuestro éxito al incrementar la producción de cultivos básicos ha venido acompañado de un gran coste, tanto respecto a diversidad en la agricultura como en salud pública"

"En muchos países desarrollados cerca del 70 por ciento de las dietas consisten ahora en alimentos básicos, y eso no es saludable. La necesidad clave es conseguir dietas equilibradas, y esto es aplicable a todos nosotros".

Ejemplos de las actuales investigaciones que se llevan a cabo en Reading están los estudios sobre las plantas que pueden ayudar a proteger a los pacientes frente al cáncer, la influencia de la nutrición en el envejecimiento y las vías para conseguir que los menores consuman fruta y verdura, mejorando su sabor para prevenir la malnutrición.

Es importante recordar que la obesidad no es sólo un problema de los países desarrollados y que la malnutrición no afecta sólo a los países en desarrollo. Ambos asuntos son problemas serios en ambas zonas del mundo.

LA INDIA PREFIERE EL ACEITE DE SOJA



La India superó a China en 2009 como principal comprador de aceite vegetal, prevé comprar de 9 a 9.5 millones de toneladas en 2009/10 debido al

rápido crecimiento económico y la débil producción de oleaginosas.


La India es el principal comprador mundial de aceites vegetales, puede cambiar los pedidos anteriores de aceite de palma por el aceite de soja para satisfacer la mayor demanda de la clase media, si el precio diferencial se reduce más.

El costo en tierra del aceite de palma de Indonesia y Malasia ahora cotiza a 802.50 dólares la tonelada, o un 10.6% debajo de los 897.50 dólares del aceite de soja sudamericano, que la creciente clase media de la India tiende a preferir.


LA MAYORÍA DE LAS MADRES QUE DAN EL PECHO NO SIGUEN UNA DIETA ADECUADA



El 94% de las madres que dan el pecho a sus hijos lactantes no sigue una dieta adecuada, ya que consumen menos grasas, vitaminas A y E e hierro y de las cantidades diarias recomendadas (CDR), y más proteínas de las que deberían.

Es la conclusión de una investigación realizada en la Universidad de Granada, cuyos resultados servirán para realizar intervenciones con el fin de mejorar la composición de la dieta de las madres lactantes e implementar así el aporte de nutrientes al recién nacido y lactante.

Para realizar esta investigación, su autor recogió un total de 100 muestras de leche procedentes de 34 madres lactantes de las provincias de Granada y Almería. A todas ellas les pasó un cuestionario para conocer la ingesta dietética realizada los 3 días anteriores a la toma de la muestra de leche. Su objetivo fue compararlas con las recomendaciones diarias admisibles (RDA), con el fin de detectar desviaciones con respecto a ellas que les permitan llevar a cabo intervenciones nutricionales.

El 94% de las madres mantienen una dieta hipocalórica, fundamentalmente debida a la baja ingesta de grasa.

Por el contrario, la dieta es hiperproteica, ya que el 94% de las mujeres siguen una dieta con contenido proteico superior a las RDAs.

Cabe destacar el déficit en vitaminas A y E de la dieta de las madres del estudio, de modo que no cumplen las RDAs un 88% de ellas para la vitamina A, y hasta un 99% de ellas para la vitamina E.

El consumo medio de hierro fue de 13,8 mg/dia, lo que supone que el 94% de las madres lactantes del estudio están por debajo de las RDAs, por tanto siguen una dieta deficitaria en este importante micronutriente, esencial para el correcto neurodesarrollo de su hijo.

El ácido graso poliinsaturado más abundante es el ácido linoleico (precursor de la serie omega 3) que supone del 17% al 18% del total de ácidos grasos de la leche humana analizada en nuestro medio.

En cuanto a las concentraciones de ácidos grasos de leche de las mujeres estudiadas, destaca que el ácido graso más abundante es el ácido oleico (componente del aceite de oliva), que supone el 33 al 40% del total de los ácidos grasos de la leche humana analizada.

Jose Luis Gómez Llorente del Departamento de Pediatría de la Universidad de Granada, confirma que la leche humana "es el método ideal para la alimentación de los recién nacidos sanos".

Dentro de los nutrientes que aporta, "los lípidos juegan un papel fundamental, y dentro de éstos se encuentran los ácidos grasos poliinsaturados de las series omega 3 y 6 (ácido linolénico y ácido linoleico) y sus derivados de cadena larga (ácido araquidonico (AA) y ácido docosahexaenoico (DHA)).

Estos últimos se han relacionado con el desarrollo de diferentes funciones en el recién nacido tales como el desarrollo cognitivo (el aprendizaje) y el desarrollo de la capacidad visual; también se han relacionado con el desarrollo o protección frente a las enfermedades alérgica y la atopia".

"Las madres lactantes pueden mejorar notablemente la composición de la leche que ofrecen a sus hijos, optimizando su dieta siguiendo las recomendaciones internacionales".

EL SELENIO PROTEGE A LOS HOMBRES CONTRA LA DIABETES




Investigadores de la Universidad de Montpellier, en Francia, han publicado un estudio en "Nutrition and Metabolism" en el que aseguran que, para los hombres, las concentraciones de selenio en plasma tiene una relación directa con una menor frecuencia de disglucemia.

Para la investigación, Tasnime Akbaraly, la autora principal del estudio, realizó un seguimiento a 1.162 hombres y mujeres sanos durante nueve años, monitorizando las concentraciones de selenio en plasma y la incidencia de diabetes.

"Los resultados muestran que, para los hombres de edad avanzada con concentraciones de selenio en sangre situados en el tercil superior de los valores habituales (entre 1,19 y 1,97 micromoles por litro), existe un riesgo menor de desarrollar diabetes durante los siguientes nueve años".


Durante el periodo de estudio hubo 127 nuevos casos de diabetes, de los cuales 70 fueron en hombres y 57 en mujeres.

El selenio se encuentra en la tierra y en las rocas, se acumula en las plantas y de esta manera se introduce en la cadena alimentaria.

Está presente en la mayoría de los alimentos y frutos secos (especialmente en la nuez de Brasil); y el pescado, el marisco, las vísceras (riñón o hígado) y la carne son ricos en este elemento. Los cereales, verduras y otros alimentos derivados de plantas contienen selenio, pero la cantidad varía dependiendo de la tierra donde se cultivan.